miércoles, 7 de septiembre de 2011

MANOS QUE TRABAJAN ( I )

Las manos siempre me han apasionado, no solamente en la fotografía, sino en la vida real. Con ellas hablamos, amamos, leemos, trabajamos, hacemos arte, expresamos nerviosismo o calma; es, a mi entender, la parte mas activa del cuerpo humano después del cerebro.
Con esta serie que inicio hoy y que aparecerán las mas variadas actividades, quiero plasmar mi admiración por las manos. Hoy comenzamos con las de una artesana amasando barro para después darle forma y crear los mil y uno objetos de uso común o una magnifica obra. Un trabajo duro que pocas veces vemos.







11 comentarios:

Cristóbal García dijo...

También a mí me apasiona la plástica y expresividad de las manos (Hablan hasta por los codos).Buena idea esta serie.Se merece un brindis con un buen dulce de Oporto.

Retiré la entrada de las ventanas porque dos fotos de la serie me parecian mejorables con mejor luz (La compacta que utilicé deja mucho que desear).Acabo de reponer la entrada sólo con dos fotos.

Un abrazo,Luis.

MANUEL SOSA dijo...

Macho estas que te sales.muy buenas la serie y muy buena la idea de las manos

Marisa dijo...

Impresionan esas manos.

Remei dijo...

Será una gozada ver esta serie!
Me gustan mucho Luis, buen comienzo!
Un abrazo.

Sensaciones en Imagenes dijo...

Una tomas realmente muy buenas Luis, ademas se ve que son unas manos muy curtidas y que fijo podría enseñarnos mucho.
Un abrazo.

iglesiasoviedo dijo...

Magnificas fotos, mostrando toda la fuerza expresiva y todo lo que dice y comunican unas manos trabajando.
Un abrazo.

José Luis dijo...

Buenísimas tomas Luis, me gustan mucho...me transmite la maestría de esa persona con el barro.

Un abrazo.

Manuindiana dijo...

Original esta serie,me gusta mucho el color de las manos con el barro.
Saludos

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenas noches Luis:
Una serie de mucha calidad.
Enhorabuena.
Un abrazo, Montserrat

merche marín dijo...

Hola luis, Me parece que se trata de arcilla pero no estoy segura pues la veo poco sólida para amasarla. De muy jovencita hice unos cursos de alfarería y tener la arcilla entre las manos, amasarla, dominarla, sentir su textura y su temperatura, modelarla en el torno..., es una de las sensaciones que no olvidaré y que me gustaría repetir. Tal vez un día... cuando me jubile...
Besicos.

Pury dijo...

Uf que fotografías más autenticas, preciosas, no entiendo de fotografía pero se lo que me gusta y lo que no ,he podio recrearme amasando el pan y hacer algo artístico de barro por unos segundos.
precioso blog enhorabuena
Pury